lunes, 12 de enero de 2009

Animal Collective - Merriweather Post Pavilion


Animal Collective acaba de liberar su octavo álbum de estudio, un trabajo llamado Merriweather Post Pavilion. Este disco, conduce a la simple deducción de que la productiva agrupación norteamericana se viene manifestando a razón de un álbum por año, comenzando en el 2000. Mientras que Brian Weitz y David Portner se encuentran de excursión en miras de promocionar su nueva faena, Noah Lennox se halla en Lisboa y Josh Dibb desistió de acudir a la gira, simplemente porque no le vino en gana; no obstante, lo dicho no significa que existan inconvenientes internos entre los cuatro miembros de Animal Collective, sino que desde sus principios vienen trabajando de este modo tan poco ortodoxo, cosa que de todas formas, no ha contravenido su incuestionable productividad.
En una vieja entrevista David Portner había hablado así: “Sería bueno que nuestros discos pudieran ser apreciados desde todos los ángulos: drogas, punks, intelectuales, espiritualistas”. Y es que, en cierta forma, recorriendo la discografía de estos norteamericanos reparamos en que, tal vez sin conseguirlo las veces todas, siempre intentaron captar la atención de un público bastante heterogéneo. En algunos casos obteniendo más éxito y en otros menos, han abordado todos los géneros según su enfoque, concibiendo una seguidilla de álbumes totalmente dispares, lejos de encontrar correspondencia uno con otro; dicho lo cual, podemos figurarnos su octava entrega como una nueva tentativa en ese mismo sentido.
Merriweather Post Pavilion es el mejor álbum del colectivo, o al menos tal afirmó Noah Lennox. Liberador, aunque también espesado de climas inquietantes que presagian amenazadoramente el inminente quiebre que de un momento a otro puede dar la música, desde el principio nos viene en conocimiento el que estamos ante algo grande. Si bien la psicodelia se advierte viendo esa “sinestética” carátula, dando oídos a esta obra maestra nos hundimos cada vez más en un mar cargado de múltiples formas, derivadas todas de las transformaciones mismas del sonido, y nos corroemos voluptuosamente en una miscelánea tardía de los sentidos. Enrarecido pero fascinante en su extravagancia, el aire dominante en estas once piezas es psicodélico, pero con placer nos ventilamos con él, en un perfecto acto de auto-indulgencia. El trabajo más pop de Animal Collective, y para mí, su obra cumbre hasta el momento.
Link in comment.



6 comentarios:

Gerardo.H dijo...

Link: http://rapidshare.com/files/181968858/A_C-M_P_P__2009_.rar

Anónimo dijo...

Estamos de acuerdo, lo escuché ya en youtube pero lo eliminaron. El mejor de su discografía

luis andrés dijo...

Viejo, ¿el disco más pop de AC? Justo me parece de lo más denso, comparable con Spirits they've come...
No viene nada parecido canciones perfectas de pop como Fireworks (de Strawberry Jam) o Did you see the words? (de Feels). Es un disco enorme, pero de eso a ser el más pop...

Gerardo.H dijo...

Luís Andrés, me alegra que hayas dejado tu impulsivo comentario. Tal vez yo me expresé mal; tal vez vos no comprendiste, pero en cualquier caso, la cuestión me parece clara.
Indiqué que Merriweather Post Pavilion es el disco más pop de Animal Collective, lo que no quiere decir, en forma alguna, que se trate de música pop en rigor, sino de la expresión más popular (pop se deviene de la palabra popular y de lo que tal termino conlleva) que han logrado estos norteamericanos. Los cuatro integrantes hace un buen tiempo que vienen manifestando interés en encontrar simpatía en un público más variado, cosa que indefectiblemente nos lleva a deducir, que entre sus objetivos se cuenta el de transformar un tanto su música, de modo que ésta se torne más popular. Basta con leer acerca del tema un poco en Internet, para enterarse de que, sin dudas, Animal Collective está logrando su propósito, ya que todos los antagonismos que antes se producían con la llegada de un nuevo trabajo suyo, ahora se alteraron derivándose en un gran grito que expresa al unísono: ¡Merriweather Post Pavilion es el mejor disco de Animal Collective!, ¿y esto… por qué será?
De todo lo dicho yo consumo el asunto diciendo que, efectivamente, el último álbum de AC alcanzó una popularidad inusitada y, por tanto, es lícito definir su música como pop, omitiendo los restantes conceptos que podríamos añadir hasta el infinito, para lograr de algún modo referirla.
Jamás intenté comparar el sonido de Merriweather Post Pavilion con aquél pop casi ortodoxo que nombrás, por lo que no me parece justo que saltes de la manera en que lo hiciste. Si no estás de acuerdo con lo que hacemos en el blog…, enhorabuena, pues puedes dejar de pisarlo. Aquí, Tripanosoma y yo somos los que designamos las cosas dándoles el nombre que nos viene en gana, puesto que si no lo tienen, procuramos darles uno bien altisonante, adornado de múltiples ribetes y demás ornamentos, de modo que los contreras pataleen y rechinen los dientes hasta perder el sueño. ¿Se entiende? ¿O no soy, acaso, lo suficientemente claro? Aquel que no está en conformidad con nuestro modo de hacer, siempre sabe que puede marchar derechito por donde vino…

PD: Habiendo hecho mí descargo, luego de un maldito día de trabajo, te aviso que no pude acceder a tu blog (si es que tenés uno, ya que al menos perfil hay, pero no se puede visualizar…) desde el comentario que dejaste. En cualquier caso, dejá otro con la dirección y en una de esas, intercambiamos links.

luis andrés dijo...

Jefe

No pretendí ofenderte, ni al equipo del blog (del cual soy fan desde hace tiempo, del cual estoy agradecido por innumerables buenas recomendaciones).

Sin duda puedes decir lo que te venga en gana en tu blog. Creo que parte de la intención de que haya comentarios es, justamente, abrir un marco de discusión de puntos de vista. Creo que las ideas están para discutirse y contrastarlas y descubrir puntos de vista.

Acerca de la controversia del tema de si MPP es "pop" o no, me atrevo a jugar a abogado del diablo y echar a pelear la siguiente idea: si "pop" tiene que ver con el alcance en términos de audiencia de un proyecto musical (y no de significantes para designar un estilo), podríamos decir entonces que la música de Beethoven es eminentemente pop, ¿no? -ésto considerando que el tío es conocido por todo el globo.

Insisto, no quiero ofender, no quiero cuestionar el criterio editorial del blog, sólo exponer un punto de vista.

Te mando un saludo cordial y afectuoso desde la ciudad de México, con la esperanza de que mis palabras hagan un eco positivo en su forma de ver (o más bien escuchar) la música de nuestros días y no caigan pesadas, y te dejo el link de mi descuidado blog, una colección dispersa de imágenes a las que les tengo cariño.

Gerardo.H dijo...

Anticipadamente, Luís Andrés, te digo que, todo perfecto con vos. Si te sonó mal mi comentario, tal vez puede haber sido porque tomé a mal el tuyo…, pero no porque tu argumentación se contradecía con mis “postulados”, sino que no me cayó en gracia la apertura con la palabra “viejo”. Y es que me hizo pensar en que el comentario se trataba de una fanfarronada propia de un porteño (termino que usamos en Argentina para designar a los habitantes de ciudad de Buenos Aires, capital), puesto que, éstos suelen usar dicha palabra para dirigirse a cualquiera, y, el quid del caso, es que no tolero a esos híbridos invertebrados, incoloros e insípidos.
Yo soy de provincia y tengo la mala suerte de trabajar en una estación de peaje de ruta internacional, por lo que, día a día tengo que sufrir la fanfarria de semejantes bravucones. Y esto se debe a que ellos piensan que los provincianos somos todos ordinarios, ignorantes y, en resumen, bestias salvajes. Arrogantes sin que venga a cuento, arrastrando las palabras pero comportándose como epilépticos, es común que a los “campechanos” nos hagan objeto de bromas sin pizca de gracia, y de buen grado yo también me burlo, incluso, de sus burlas… Y la verdad es que no me molesta que un porteño pueda llegar a leer esto, ya que, bien sé que los bonaerenses que visitan éste sitio deben ser, a toda fe, una excepción a la regla que refiero.
Explicado ya eso, y volviendo a nuestro ahora amigable debate, te digo que sigo discrepando. Con respecto a lo que expresás acerca de Beethoven, debés tener en cuenta que es ahora cuando todo el mundo lo conoce, dado que en su tiempo la música académica (ahora clásica), era accesible sólo para la aristocracia europea, por lo que, no se trataba justamente de una manifestación popular. Obvio que actualmente según como se mire la cosa, incluso a la música underground podemos llamarla popular, debido a que siempre algún que otro seguidor tiene y se comercializa en cierta medida y, en consecuencia, quien quiera puede referirla como pop. Pero en cualquier caso, de la misma manera en que hay literatos que se dedican exclusivamente y por defecto a escribir best sellers, y, por otro lado, otros a forjar obras de culto, lo mismo hay músicos que son “pop” y otros underground, siendo Animal Collective, para mí, el recíproco a… “el escritor de culto”. Sin embargo, Merriweather Post Pavilion, ha alcanzado cierta repercusión dentro de un círculo elitista y, por ende, al igual que a numerosos artistas hip hop yanquis se les suele llamar pop por su efecto (hartos ejemplos hay como para nombrar a uno), decidí expresar que el nuevo trabajo de AC era “el más pop de su faena”. Es una frase que no se debe entender de forma literal, sino que, simplemente, representa el giro que la música de los norteamericanos ha dado, más bien como queriendo decir que “encantó a todo al mundo”.
Sé que la culpa es mía, en tanto y en cuanto, tengo el defecto de expresarme de una forma bastante rebuscada que, al fin y al cabo, sirve para exaltar mi defecto pero también, poner a prueba al lector. Igualmente, creo que lo tal, hace las veces de barrera para todos aquellos que no deberían andar por estos lares, ya que, pueden poner atención a una o dos reseñas y poco después de seguro dicen: “¡uhhh… esto ya me tiene harto, qué pesado!”, y no vuelven más… Es una cuestión estrictamente subjetiva lo de la redacción de las reseñas, aunque, obviamente, todo el asunto viene apoyado sobre datos reales, obtenidos de la simple búsqueda en Internet. Ya que no se exige nada a cambio, te puedo señalar que lo hacemos meramente por placer, y, demás decir que el proceso en sí es edificante, en tanto común es que se postee algo de lo cual no tenemos ni idea, pues sólo nos ha gustado, y debido a ello hemos investigado el caso para después apuntar algo al respecto.
En suma… ¡un gusto que sepas llegar por aquí de tiempo en tiempo! Como ves, hasta te has enterado de cosas que ni te interesan, y puede incluso que ahora se te vayan las ganas de venir a esta Suite… Indistintamente, cuando quieras seguiremos debatiendo sobre cualquier cuestión, ¡y con gusto!

¡Saludos a todo Méjico!