martes, 31 de marzo de 2009

Terry Callier - Hidden Conversations


Terry Callier es un viejo cantautor norteamericano, que no por viejo se encuentra menos activo en la actualidad. Comenzó su incursión en la música corriendo los años sesenta, con su álbum The New Folk Sound of Terry Callier, al cual siguieron un cúmulo de trabajos más, que, aunque suene inverosímil, no lograron forjarle notoriedad alguna. Terry no podía vivir de la música, de modo que la abandonó cuando consiguió la custodia de su hija en 1983, y se dedicó a trabajar como programador para una universidad. Pasaron casi quince años hasta que Eddie Pilar, responsable de Acid Jazz Records, contactó al artista, en miras de reeditar algunos de sus trabajos. De este modo, Terry retomó su camino como músico, lanzándose de gira por Europa con unos cuantos artistas de la escena jazz y soul. Al poco tiempo volvió a la producción, y de ahí a esta parte ya no ha podido parar de lanzar álbumes...
Al retomar la producción, el artista fue sumando progresivamente electrónica a su música, al punto que, actualmente, no nos podemos figurar un álbum suyo fuera de los dominios de la blacktrónica. En Hidden Conversations, su trabajo más reciente, Terry nos ofrece un encantador repertorio de diez canciones en plan trip hop, sin bien estamos hablando de un trip hop colmado de soul, jazz, funk y gospel. El año pasado el artista había participado en el festival organizado por Massive Attack, Meltdown, de manera que el trío inglés decidió ser recíproco con Terry, y colaboró en la confección de Hidden Conversations: los temas Wings y John Lee Hooker, fueron coescritos por Robert Del Naja, al tiempo que Live With Me, canción que cierra el álbum, fue enteramente escrita por éste; el resto corre por cuenta del propio Terry... Una vez más, con canciones cargadas de una intensa espiritualidad y el más exuberante talento negroide, el hombre vuelve reafirmando su virtuosismo, dejando bien en claro que aún ha de haber Terry Callier por mucho tiempo más…
Link in comment.




lunes, 30 de marzo de 2009

Au Revoir Simone - Still Night, Still Light


Si bien con presteza podríamos aseverar que estamos ante una agrupación indie más, antes bien, sería más factible indagar al respecto, pues no vaya a ser que pequemos de ignorantes. Aunque se trata de un cruce entre Lali Puna, Stereolab y The Postal Service, Au revoir Simone tiene la particularidad de estar compuesta por tres jóvenes tan preciosas como no hay idea... Y es que lo primero en lo que repara todo hombre es, al fin y al cabo, en la belleza de estas ninfas, y después…; luego se hace necesario analizar su música, cosa que ya está condicionada por el punto primero, de modo que se podría afirmar que su sonido hace alarde de una hermosura denodada. En cualquier caso, baste con decir que alguien como David Lynch ha trabajado con ellas y las tiene en alta estima, por lo que en este sentido no hace falta inquirir más.
Au revoir Simone está formada por Heather D'Angelo (vocales, cajas de ritmo y teclados), Erika Forster (vocales y teclados) y Annie Hart (vocales y teclados). Estadounidenses las tres, estas chicas se conocieron de forma fortuita, y, por razón de sus afinidades, decidieron articularse en el 2003. Dos años más tarde lanzaron su álbum debut, Verses Of Comfort, Assurance And Salvation, y en el 2007 llegó su segundo trabajo, The Bird Of Music. Con la crítica (mayormente masculina) ganada enteramente, este año lanzarán su tercer álbum, Still Night, Still Light, el cual se publicará oficialmente en mayo próximo, si bien ya recorre la red.
La nueva entrega es un trabajo continuista, pues sigue la línea esbozada en sus precedentes; sin embargo, viene a colocación señalar la madurez que han adquirido en tan poco tiempo, al punto que a estas alturas es común que se luzcan como soporte de agrupaciones como Air o Peter, Bjorn and John. Still Night, Still Light luce el cabo de la evolución del sonido indietrónico de Au revoir Simone, en el cual, sin embargo, se sigue entreviendo un claro contraste entre la frialdad propiamente sonora, y la dulzura evidenciada en las voces de las chicas. No obstante, en el cruce entre las dos partes antagónicas, vence el candor, la sutileza y, por supuesto, la femineidad del trío, pues su música es un dechado versado en la “cuestión femenina”; cuestión que no sé bien de qué va, pero es claro que se encuentra omnipresente en las doce nuevas piezas, embelleciéndolas por completo. Tanto canciones escandalosas y dinámicas, así como también otras tiernas y delicadas, aparecen justificando lo que sería la cúspide de la carrera de Au revoir Simone; una cándida colección de canciones electro-pop tan bellas como sus hacedoras.
Link in comment.





Claro Intelecto - Warehouse Sessions


Mark Stewart es el nombre de pila del macuaniano Claro Intelecto, uno de los hombres fuertes del sello AI Records y en el que debutó en 2003 con el exitoso 12”, Peace of mind. Un año después lanzó su álbum, Neurofibro, precisamente el nombre de la enfermedad nerviosa –Neurofibromatosis- que padece este regenerador de la IDM mezclado con el sonido Detroit. El L.P. se desplegó ante el público como un homenaje al techno de Underground Resistance y sobretodo a la serie Artifical Intelligence de los primeros Warp. También es un habitual del sello Modern Love -sello amparado por el portal Boomkat que cuenta entre sus filas con los trabajos de Andy Stott, Pendle Coven o Mariel Ito, entre otros- donde ha sido el encargado de desarrollar la serie Warehouse Sessions. Antes ya se había dado a conocer con los maxis Lacan/Episode y Patience. Claro Intelecto se ha convertido en un cotizado remezclador por el que han pasado tracks de nuevos valores como Vectors Lovers para el sello Soma, Acetate para el sello Lux Nigra o los más veteranos Hardfloor. En 2006 inicia la serie Warehouse sessions que le consagra como uno de los grandes nombres del respetadísimo sello Modern Love. Un año después se presenta en la primera edición del festival LEV que se celebra en Gijón con un montaje que conecta su música con los visuales de ChopChop.
Las portadas de los maxis eran las siluetas de dos hombres forjando el hierro a martillazos. Esos dos mismos herreros, sombras chinescas en una fragua sin polisón de nardos pero con fondo estelado de plata, son los que recupera la portada de “Warehouse Sessions”: la alusión al metal –“Metal on metal” de Kraftwerk, por ejemplo, con su repiqueteo marcial de beats de acero y estaño– es crucial en esta serie iniciada por Mark Stewart en 2006, ya que incide en la fuerza y la constancia, la insistencia del ritmo y su textura fría. Antes de empezar con estos vinilos de techno resecado, Claro Intelecto se había hecho merecedor de una plaza permanente en la cabeza del revival intelligent techno con “Neurofibro” (Ai Records, 2004), un viaje al electro ensoñador de B12 o Clatterbox, carne de nostalgia de primera calidad de la que, de algún modo, ha querido apartarse desde ese momento.
Claro Intelecto ha perseguido la modernidad en su electrónica de detalles y de cadencia, y como ya le ocurrió a Donnacha Costello tras los diez vinilos (más uno de propina; no olvidemos “Infinite Now”) de su “Color Series”, quiso alejarse de la imagen de pureta que vive de explicar las batallitas de antaño: su evolución ha sido silenciosa, casi imperceptible, pero del golpeteo electro ha hecho la transición al techno con envoltura dub y sensación hipnotizante: en otras palabras, abandonó la melodía elaborada que perfeccionó en “Peace of Mind” y se quiso aproximar a la absoluta abstracción del techno por el techno, algo que le honra. De ahí un título como “Warehouse Sessions”, que redundaba en lo nostálgico –las raves, el acid house, la edad dorada de la cultura electrónica en UK–, pero que incidía en el baile sin excusas elitistas. Y así apareció el primer maxi, le siguió un segundo y, dos años después, completó la serie con el quinto y final. Una serie que dividió opiniones y que, en conjunto, se observó como atrevida, necesaria, pero mal resuelta en la práctica.
Este CD recoge los cinco maxis –esto es, diez temas– y añade uno exclusivo, “W6”, que ni añade ni resta nada a lo ya dicho antes: Claro Intelecto buceó entre lo mejor del techno horizontal de ayer –el meditabundo, melífluo y espacial de la ‘inteligencia artificial’ de Warp– y lo más intrigante del de hoy –el inundado por oleadas de eco, ambientes fríos y bases del dub–, y los restos del tesoro que consiguió sacar a la superfície fueron dispares: todo el álbum es fórmula, con un bombo cojonero siempre acompañado de un paciente entramado de texturas húmedas, pero en ningún momento la fórmula trasciende las partes de que se compone, ni crea himnos de baile para un público que desea un techno trabajado, perdurable y emotivo. Durante la prolongación de la serie, la sensación siempre fue la misma: cada tema era notable, pero le faltaba algo. Ahora que se recogen todos de una vez, la sensación quizá sea algo mejor –está claro que suena a Claro Intelecto, de modo personal, distintivo–, pero sigue careciendo de ese chispazo, de esa inspiración divina que diferencia lo bueno –esto es bueno– de lo extraordinario. Con su segundo álbum, “Metanarrative” (Modern Love, 2008), sucedió algo parecido. El papel que Stewart buscaba es el que hoy ostenta su amigo Andy Stott, que de buenas a primeras le adelantó por la derecha hace un par de temporadas y desde entonces no frena.

Fuentes:
http://www.phonomonkey.com
http://www.playgroundmag.net


Claro Intelecto - Warehouse Sessions





jueves, 26 de marzo de 2009

Archive - Controlling Crowds


Fue en 1994 cuando los productores ingleses Danny Griffiths y Darius Keeler, en conjunción con el rapero Rosko John y la cantante Roya Arab, uno y otra de igual procedencia anglosajona, decidieron, movidos por la naciente corriente bristol que por aquél entonces comenzaba a dar sus primeros pasos en el Reino Unido, principiar su propio proyecto bajo el alias Archive. Apenas empezar, se pronunciaron partidarios del sonido trip hop, uniéndose en este sentido, a diferentes artistas y agrupaciones como Portishead, Massive Attack o DJ Shadow, los cuales mediando los noventas encabezaban dicho movimiento. En 1996 lanzaron, entre reseñas menores, su álbum Londinium, y luego de éste, la agrupación se desintegró, por motivos que desconozco.
En el 2001, los dos productores principales convocaron al cantante Craig Walker, junto con el cual decidieron poner en movimiento nuevamente su empresa. De este modo, el nuevo Archive lanzó, un año más tarde, su segundo trabajo, Take My Head, luego del cual el vocalista abandonó el proyecto. Solos de nuevo, Danny y Darius publicaron, esta vez conjugando su sonido original con el pop y el rock, un nuevo álbum, You All Look The Same To Me, y a éste siguieron Noise en el 2004, Live At The Zenith en el 2007, y el año pasado su quinto trabajo, Lights.
Este 2009, con la colaboración de los vocalistas Rosko John, Maria Q y Dave Penney, más la asistencia de unos cuantos artistas como John Noyce, Lee Pomeroy, Pete Barraclough, Pollard Berrier, Steve Barnard y Steve Harris, el dúo original ha regresado con su sexto álbum de estudio, Controlling Crowds. Dadas a conocer las primeras pistas del nuevo trabajo, al punto Archive fue objeto de las más diversas críticas, todas claramente antagónicas entre sí, pero, con todo, sus seguidores fueron diligentes en adoptar, por el contrario, una aptitud de total conformidad. Y es que Archive, de tan compleja historia, cargada ésta de vaivenes de toda idiosincrasia, ya arraigó por completo en sus adeptos, y a éstos igual les da lo que los críticos señalen. No cabe debatirse demasiado si se es un admirador de la agrupación, ó, de igual forma, si se es un mero devoto del trip hop, pues, en cualquier caso, se me antoja que Controlling Crowds es capaz de encontrar igual simpatía en unos y en otros. Con pistas que nos transportan a través de climas melancólicos y enrarecidos, de un trip hop de escuela, tanto así como por otros cargados de dinamismo inquietante y desahogado, en congruencia con elementos del rock, Controlling Crowds puede ser bien acogido en un público heterogéneo, que, indiscutiblemente, de seguro sabrá apreciar la obra de estos ingleses…
Link in comment.





Danny Tenaglia - Futurism



No voy a aburrirlos dándoles una introducción. Estoy seguro de que todos, en un momento u otro, han oído algo de él, y saben quién es, Danny “El Pibe” Tenaglia. Gústeles o no, es un icono de la música electrónica internacional y de la cultura de DJs. Conocido por sus sets maratónicos, el house y la oscuridad, Danny Tenaglia se mantuvo en receso por unos años. Se negaba a pinchar en cualquier lugar que no fuese Nueva York. Tenía su residencia Be Yourself por mucho tiempo en Arc, y en otros venues.
Todo un elitista de la música y de las escenas, es sumamente exigente a la hora de decidir lo que hace a un evento bueno y los lugares donde va a tocar. Y es que con la trayectoria y demanda que tiene como DJ, es un lujo que él se puede dar. Hacía un buen rato ya que no lanzaba una compilación. Futurism se lanza mientras Danny está de tour, en una mega-party en Pacha que es la única fecha del verano en la que tocó en los Estados Unidos. El evento incluyó copias gratis en la puerta para los que habían comprado preventa, y entradas gratis al evento a los que compraran el CD en el Virgin Music Store el día del evento, donde también tocaría un set. Así que… veamos… Definitivamente es una compilación que merece ser escuchada. Es interesante ver como su selección ha cambiado a través de los años. Podemos ver una onda bastante ecléctica, donde definitivamente se siente identificado con sus raíces de deep house y tribal, pero ha intentado no quedarse detrás de la innovación.
Esta compilación no es nada tan diferente ni experimental, sin embargo, lo veo como una actualización al estilo que conocemos de Tenaglia. Vemos productores de house europeos, que dan esa influencia de la escena alemana del momento, que está enamorada con un renacer del house, con una influencia del deep house y una actitud “post-minimal” (que bonito suena eso, ¿no?). Dejándonos de nombres raros, Danny está tocando house, techno, y sí, hasta un chin de minimal aquí y allí, mezclando sonidos viejos con nuevos, lo latino con europeo y estadounidense.
Si este es el DT que seguiremos viendo, definitivamente creo que seguirá teniendo mucho éxito, ya que puede complacer a sus viejos fanáticos, manteniéndose al tanto de que se mueve en el momento. De nuevo, no es nada tan innovador, pero es un buen balance de lo clásico y lo más reciente.

Fuente:
http://www.809k.com


http://rapidshare.com/files/212996214/Danny_Tenaglia-Futurism.part1.rar

http://rapidshare.com/files/213015347/Danny_Tenaglia-Futurism.part2.rar



miércoles, 25 de marzo de 2009

Rod Thomas - Until Something Fits


Rod Thomas es un cantautor de procedencia galesa, ó, como él mismo refiere a este respecto, alguien que creció entre dos aldeas al sur de los valles galeses, donde no había demasiado para hacer, sino aprender a tocar algún instrumento y escribir canciones. Siendo uno de esos artistas hechos de abajo, sin otra ayuda que su propio talento por todo soporte, Rod despegó en el 2006 de la mano de su propio sello independiente, Raising Records, mediante el cual editó su primer 7", Good Coat.
Desde sus inicios a nuestros días, el galés ha puesto en circulación alguna que otra reseña, y, por otra parte, ha tenido a bien protagonizar algo más de trescientos espectáculos en vivo, los que, indudablemente, le han acarreado una enorme escalada en el panorama indie. Actualmente Rod posee sus propios y cuantiosos incondicionales, lo mismo que la buena estima de parte de la crítica, si bien, pese a todo, aún no cuenta con larga duración alguno. Sin embargo, a principios de marzo se despachó con Until Something Fits, un mini-álbum de tirada limitada que, según se dice, está destinado a despejar el camino para la llegada del propio álbum debut, el cual se espera a finales de este año.
Until Something Fits es un compendio de lo que podríamos llamar “música casera”, pues para su confección sólo bastó la voz de Rod acompañada de una guitarra, una vuelta de pedal, un sintetizador, algo de percusión y palmas. Sirviéndose de cálidas melodías pop, elementos de música electrónica y sus raíces folklóricas, el artista sumó ocho estupendas canciones que podríamos ubicar en algún punto entre el pop y el folk más desenfadados; piezas que, como el mismo Rod afirma, sólo persiguen el fin de hacer bailar, sonreír y, de vez en cuando, llevar a pensar un poco a la gente. No obstante la humildad del cantautor, la música de Until Something Fits, lejos de pasar desapercibida, antes bien, de fijo que, tras la primera escucha, no se puede menos que volver a darle play una y otra vez. La sencillez y la benevolencia con las que fue forjado el mini-álbum, hacen de él, una propuesta completamente agradable para todos y cada uno...
Link in comment.




martes, 24 de marzo de 2009

Raina Rose - End of Endless False Starts


Raina Rose es una cantautora norteamericana iniciada a temprana edad, según el aliento que su propio padre supo infundir tanto en ella como en su hermana Marisa. Tal y como cuentan por ahí, cuando pequeñas, el propio señor Rose solía tocarles diversos clásicos folklóricos, a lo que las niñas respondían de forma maravillosa, sin hacer más que bailar y divertirse. Por entonces, fue Raina quien, de modo cada vez más solícito, se fue apegando a su padre, a punto que, cuando tuvo once años, éste la indujo a tocar la guitarra. No a mucho, Raina recibió de su progenitor un álbum doble de Ani DiFranco, tras de lo cual, se lanzó en pos de conocer y estudiar cuanto artista quedara a su alcance, instruyéndose tanto de los veteranos, como así también de los más modernos.
En el 2005 Raina lanzó su debut, Despite the Crushing Weight of Gravity, y dos años más tarde, luego de obtener algunos reconocimientos en diferentes concursos folk, publicó su segundo trabajo, The Prophet, The Panhandler and The Moon. En último lugar, este 2009, con producción de John Elliot, ha llegado su tercer larga duración, End of Endless False Starts.
La norteamericana ha ido positivamente prosperando, cosa que salta a la vista observando el suceder de sus trabajos, aunque, con todo, se debe decir que supo conservar su patente ternura y su evidente candor, pues por guardarse para sí tales tesoros no se vuelve menos profesional. Y es que algunos críticos anteriormente habían puesto en tela de juicio sus lances efusivos, como si lo tal hiciera menoscabo de su talento y profesionalidad; actualmente, ya estamos todos al tanto de que a Raina no le sienta bien más que su naturaleza misma, ser como es, pues así, al fin y al cabo, gusta más. End of Endless False Starts ha dado lo que todos pretendían de su autora, esto es, lisa y llanamente, un buen puñado de dulces y cándidas canciones; doce piezas repletas de la sensibilidad y de las múltiples emociones intrínsecas de la cantautora, toda esa apasionante manifestación de un cúmulo de sentimientos encontrados que, con toda sencillez, tan bien se le da exteriorizar. En conclusión, si es que esperaban un álbum semejante a los dos primeros y poco más, no deben, en fin, dejar de hacerse de End of Endless False Starts… Por lo que resta, ¿qué más habría de decir?

Link in comment.




lunes, 23 de marzo de 2009

Minus 8 - Slow Motion


Aunque no sabíamos, a buen seguro, qué derroteros iba a tomar el suizo Robert Jan Meyer, alias Minus 8, finalmente nos terminó por enterar acerca de su decisión, con su sexto álbum de estudio, Slow Motion. Si bien se había dado a conocer bajo trazas indiscutiblemente jazzeras, con la electrónica ambiental fuertemente influenciada por el drum and bass y el trip hop de su Beyond (1997), su faena posterior fue marcando, lentamente, un giro estilístico, ó, para ser más certero, una considerable apertura en el mismo sentido. El remate de su revolución llegó con su quinto larga duración, Eclectica, en el 2004, y es que Robert hizo valer el título del álbum, sumergiéndose en un viaje, justamente, ecléctico a más no dar. Con todo, nada parece indicar que el Minus 8 que todos apreciábamos se haya perdido por completo, sino que aún persiste, si bien inflado de nuevos bríos.
En Slow Motion, Minus 8 nos ofrece, una vez más, un catálogo de quince canciones que rebosan belleza, pues el acabado estético siempre se contó entre los puntos fuertes del suizo; producciones que, lejos de sonar adocenadas, más se exhiben de una exquisitez empalagosa. Movido por su amor al jazz, ha vuelto, dejando de lado los influjos del drum and bass y el trip hop, con un repertorio estilístico que va desde el ambient jazzero, nu-jazz o downtempo, al jazz-house o disco-house de visos chill. En cualquier caso, luego de cinco años en los que Robert se dedicó a su habitual desenvolvimiento como dj, compilador (Science Fiction Jazz y Batucada) y demás, era obvio que su reaparición como productor tenía que ser de la mano de un álbum a las alturas de las circunstancias; y así fue... Según ya nos traía acostumbrados con sus trabajos anteriores, Slow Motion cuenta con la colaboración de varias vocalistas, como Virag, Rachel Montana, Miriam S y Jabere, de suerte que casi todos los temas son cantados, corroborando otra vez lo esperado de su parte. Además, Minus 8 vuelve a reinterpretar viejos temas, como es el caso del imperdible Gymnopedie No. 1, del querido por todos nosotros, Eric Satie. Podríase decir que este sexto álbum a cargo del suizo, es un selecto y cálido compilado easy listing, si bien un compilado de traza propia; por lo demás, dada, mal que bien, cuenta de Slow Motion, no deben, en opinión mía, dejar pasar este embriagador viaje en “cámara lenta”…
Link in comment.




sábado, 21 de marzo de 2009

Stonephace - Stonephace


Stonephace es un proyecto británico aparecido en nuestros días, un dúo formado por el dj y productor Krzysztof Oktalski, y el saxofonista Larry Stabbins. El primero de los integrantes surgió como un simple organizador de raves en Inglaterra, cosa que a la postre abandonó para embutirse de lleno en la escena drum and bass de su país, donde tampoco tuvo demasiado alcance; por otro lado, el segundo de los componentes, es, en cambio, un veterano ejercitado en la escena jazzística, donde colaboró con el pianista Keith Tippett en varios de sus proyectos, si bien, más tarde participó en la agrupación pop Weekend y no a mucho, además, fue uno de los fundadores de la banda Working Week. Stonephace es, por tanto, la unión de estos dos hombres, y, por lo demás, también se trata del nuevo y acertado acoplamiento de Tru Thoughts.
El reciente debut homónimo de Stonephace, no cuenta únicamente con el talento de las dos referidas figuras principales, sino que éstas, ni bien empezar, han decidido sumar en calidad de invitados al bajista Jim Barr, al trompetista Guy Barker y, como para despertar el interés de más de uno, al guitarrista de Portishead, Adrian Utley. De este modo, a fuerza de experimentación, los cinco artistas han logrado confeccionar una de las obras más originales y logradas de principios de este año, o al menos una de las más interesantes dentro del panorama blacktrónico. Y es que el evidente contraste de aptitudes entre los diferentes integrantes ha dado lugar a una obra extraordinaria, que exhibe un sonido free-jazz psicodélico con fuerte presencia de elementos propios del hip hop y otros retoques venidos del trip hop, todo perfectamente hilvanado electrónicamente, aunque, apurando la opinión, se nos hace una obra casi del todo orgánica. Con respecto al álbum, el mismo Tru Thoughts manifestó: “una mezcla de Sun Ra, Fela Kuti, Pharaoh Sanders y el Soft Machine de sus inicios, procucido por Jay Dee”… En suma, estamos ante una oferta de, por decirlo de alguna manera, black-psicodelia, un sonido totalmente experimental que lleva a la escena a un estadio casi inexplorado por artista alguno; resumidamente, una obra sugestiva e innovadora por donde se la mire.
Link in comment.




viernes, 20 de marzo de 2009

Xiu Xiu - Fabulous Muscles


Caralee McElroy, Ches Smith y Jamie Stewart, son el trío que forman Xiu Xiu, banda originaria de California y actualmente residente en Washington. Con siete discos editados desde el año 2002 hasta el presente, Xiu Xiu no es una agrupación más, es la suma de infinidad de sensaciones que transmite su cantautor Jamie Stewart, un músico histriónico, melancólico y de un talento enorme. Su música trasciende la moda y la experimentación que por momentos parece envolver algunas de sus canciones, Xiu Xiu supera todo eso y construye atmósferas sugerentes de melancolía y tristeza en un viaje musical que enfrenta belleza y fealdad como si de la vida misma se tratara. He elegido "Fabulous Muscles", un disco del 2004, por tratarse, creo yo, del que más al descubierto deja sus influencias, su gran calidad musical y a la vez su originalidad.

http://rapidshare.com/files/210243888/Xiu_Xiu_-_Fabulous_Muscles.rar

The Sad Snowman - A New Morning EP


The Sad Snowman es el proyecto en solitario de un triste hombre de las nieves de origen italiano, de quien no sabemos su verdadero nombre, y su laptop. Conocido luego de que Kirsten's Postcard editara un tributo a Belle And Sebastian que incluía su versión de "My wandering days are over”, The Sad Snowman se dedicó a componer canciones aisladas que pueden descargarse desde su Web: www.thesadsnowman.com. Este es su único EP, y el mismo hombre de las nieves nos informa que por ahora sólo se dedicará a componer canciones aisladas que colocará en su Web para la descarga. Esperemos que siga componiendo muchas canciones más y de esta excelente calidad.

http://rapidshare.com/files/210228369/The_Sad_Snowman_-__2004_ep__a_new_morning.rar

The Abassi Brothers - Something Like Nostalgia


Los hermanos Abassi, son Amman Abbasi y Yousuf Abbasi, actualmente viviendo en la ciudad de New York pero provenientes de San Francisco. Los hermanos editaron el año pasado este maravilloso disco y cuando digo maravilloso me refiero a lo que la palabra misma encierra, su música sublima el aire durante la escucha y así nos mantiene por largo tiempo, dejando un estado de serenidad y de belleza indescriptible. The Social Evening (in 1992), es sin duda el track más conmovedor, uno de esos días en que el cielo nos deja conocer sus lágrimas, uno de esos días de nostalgia, de recuerdos, donde decidimos hacer todo lo que hemos abandonado. Poco importa su estilo, ¿shoegaze?, ¿idm?, ¿ambient?
Something Like Nostalgia es en esencia, música para colmar el alma. IMPERDIBLE.

http://rapidshare.com/files/210159929/the_abbasi_brothers_-_something_like_nostalgia__2008_.rar

Takashi Wada - Araki


Segundo álbum de Takashi Wada para el sello Onitor, más orientado hacia el Glitch Pop y Downtempo, a diferencia de "Meguro" su anterior disco de estilo netamente ambiental. Un artista del cual resulta difícil obtener información, pero con el que basta que siga produciendo excelente música como lo es "Araki" y su también más que recomendable disco "Brand New People", que subiré próximamente.

http://rapidshare.com/files/210159630/Takashi_Wada_-_Araki.rar

Ryuichi Sakamoto - Out Of Noise


Un artista que se adjudica poco más de tres décadas cargadas de laureados triunfos de toda índole, no necesita, evidentemente, presentación alguna. Sin embargo, tampoco se puede hacer el tonto ante una nueva tentativa suya, y es que… ¿quién sería indulgente con aquel que, llevado de su necedad infinita, ladeara despectivamente la vista al escuchar un nombre como Ryuchi Sakamoto? Aunque a estas alturas ya hayamos perdido todo cálculo posible acerca de su prolífica producción, tanto más cuanto que el caso particular de este japonés es a todas luces avasallante, se debe, pues, de pulso firme, exponer algo al respecto.
Luego de obtener su licenciatura y un master de música electrónica y étnica en la Universidad Nacional de Bellas Artes y Música de Tokio, en 1978, tras lanzar en calidad de solista el álbum The Thousand Knives of Ryuichi Sakamoto, se unió a Haruomi Hosono y Yukihiro Takahashi para completar el mítico trío Yellow Magic Orchestra. La agrupación no tardó mucho en obtener reconocimiento internacional, de suerte que alcanzó, posteriormente, a influenciar la cultura rave y las esferas del ambient sobremanera. No obstante, a principios de los ochenta Yellow Magic se disolvió, por lo que Sakamoto continuó su carrera en solitario. A partir de esta parte, sería desde todo punto inútil intentar referir el vuelco que dio su carrera artística, y, tanto más, el giro que ésta le ha dado a la música; sería absurdo ponerme a enumerar
la cantidad de artistas que tuvieron el privilegio de trabajar con él y, asimismo, sería un trabajo abrumador dar cuenta de todos los merecidos premios que ha recibido a lo largo de estos treinta años, pues toda la cosa llevaría numerosos y fatigosos párrafos... De igual manera, y para no cambiar el tono, sería absurdo, después de todo, que ustedes no estén al tanto de nada, y no entiendan jota de lo que estoy hablando...
Parece que los años no hacen mella en el virtuosismo de Ryuichi, sino que, por el contrario, lo arrecian; y es por esta misma razón que estaríamos en condiciones de aplicar la vieja metáfora literaria que habla de... “el alma de fuego bajo la ceniza de los años”. El japonés sigue más activo que nunca, de modo que no sorprende que nos siga prodigando sus álbumes, al menos, sea para bien de todo el que sepa apreciarlos. Su reciente trabajo, Out Of Noise, apareció este cuatro de marzo pasado, en compañía de un fascículo de sesenta páginas plagadas de puro Sakamoto y artísticas especiales para esta nueva entrega. Musicalmente, un vez más, doce majestuosas y refinadas pistas en las que el celebérrimo artista nos muestra una vez más sus dotes, tanto a la hora de engendrar líricos fragmentos de piano, como así también cuando de crear oníricas piezas ambientales se trata... Estamos ante un viaje celestial, tan enigmático como evidente, que, de cualquier modo, se nos hace eterno, y por eso mismo, plenamente narcótico para nuestros sentidos; una obra ensoñadora, que avanza lentamente ensimismada en una quimera, embelesada totalmente, a través de su propio letargo anegado de belleza…

Link in comment.



jueves, 19 de marzo de 2009

Steve Bug-Time Flies (The Best Of Steve Bug 1999 To 2009)



Después de un tiempito sin postear ahora lo hago con uno de mis astistas favoritos, Steve Bug. Según anunció Poker Flat (sello del cual es dueño) en su newsletter de febrero, el 6 de marzo salió a la venta (exclusivamente en formato digital) un recopilatorio titulado Steve Bug: Time Flies (The Best of Steve Bug 1999-2009) en el que el conocido dj y productor de Hamburgo ha reunido algunas de sus mejores producciones a lo largo de los últimos diez años, además de incluir otras que aún no han visto la luz. El recopilatorio recoge la diversidad estilística por la que se ha movido el alemán durante estos últimos diez años, incluyendo así tracks de puro sonido deep de influencias étnicas (tan de moda últimamente) como “You Make Me Feel”, o sonidos minimalistas con sabor añejo, “Loverboy”, sin olvidarse del tech house que ha llevado a Bug y a su label, Pokerflat, a lo más alto del panorama electrónico internacional.


http://rapidshare.com/files/211113141/Steve_Bug-Time_Flies__The_Best_Of_Steve_Bug_1999_To_2009_.part1.rar


http://rapidshare.com/files/211149384/Steve_Bug-Time_Flies__The_Best_Of_Steve_Bug_1999_To_2009_.part2.rar




Henrik Schwarz, Ame and Dixon - The Grandfather Paradox


Este excelente álbum doble editado a fines del mes pasado, es uno de esos grandes discos que uno espera con ansias su salida, no sólo porque siempre que Henrik Schwarz, Ame y Dixon se encuentran garantizan la calidad de sus trabajos, sino porque además, este disco representa un desafío para ellos.
Entusiasmados por plasmar en un disco, lo mejor y más influyente del minimal de los noventa, descubrieron que podían hacer más que eso, no sólo rescatarlo sino combinarlo con lo más moderno del minimal y techno moderno, logrando que artistas como Steve Reich, Pat Metheny, To Rococo Rot, John Carpenter, sólo por citar algunos, suenen tan modernos que logre erizar la piel. Un disco destinado a convertirse en pieza de colección y probablemente sea uno de los mejores del 2009.
Cincuenta años de minimal music traídos a la actualidad de la mano de los mejores.

http://rapidshare.com/files/208331061/VA-The_Grandfather_Paradox__Mixed_By_Henrik_Schwarz_Vs_Ame_And_Dixon-_BBE120CCD_-2CD-2009-TDK.part1.

http://rapidshare.com/files/208203350/VA-The_Grandfather_Paradox__Mixed_By_Henrik_Schwarz_Vs_Ame_And_Dixon-_BBE120CCD_-2CD-2009-TDK.part2.

miércoles, 18 de marzo de 2009

Fredo Viola - Red States EP


Aunque nació en Inglaterra, no a mucho Fredo Viola se trasladó y afincó en Estados Unidos, donde en su adolescencia misma decidió iniciar sus estudios de cine. No obstante, terminada su carrera, no puso a prueba su talento como director sino hasta tener su propia canción, The Sad Song, la cual, por supuesto, requería su video, de forma que el multifacético artista puso manos a la obra. Su incursión cinematográfica enseguida fue proliferando, al punto que, imposible pasar por alto su talento, diferentes artistas empezaron a requerir sus servicios; finalmente Fredo aceptó trabajar nada más ni nada menos que con Massive Attack. Con todo lo dicho, en la actualidad, Fredo goza de un reputado renombre no sólo en las esferas del cine, sino que también se distingue en los dominios de la música indie, donde se desenvuelve en solitario con su nombre.
Su debut como solista llegó en el 2004 con el álbum Risa, el cual fue seguido por The Turn, el año pasado. Con respecto a su modo de hacer, si bien canta y se encarga de las programaciones, Fredo lleva a cabo su labor con la colaboración de un cúmulo de músicos, que van desde guitarristas, flautistas, trompetistas, trombonistas y demás. Debido a sus influjos, casi todos derivados de la música académica y jazz, su música se vuelve inclasificable, pues en ella, además de lo mencionado, también se advierten huellas del pop, el folk y sobre todo, mucha experimentación electrónica. Red States es el EP más reciente de su faena, y cuenta con siete temas que, musicalmente hablando, hacen gala de todo su virtuosismo y excentricidad. Tanto pistas en plan pop, como otras en clave ambient, aparecen en este EP, siempre bajo un aura de particular extravagancia que, extrañamente, parece erguirse sobre estructuras ciertamente rígidas y esotéricas. Y es que la cosa no se queda en la calidez de las primeras canciones, sino que cambia sumergiéndonos en otros climas recónditos, que nos llevan a pensar que, indudablemente, Red States tiene un no sé qué positivamente misterioso, un “algo” que lo vuelve efectivamente complejo pero sugestivo al mismo tiempo.

Link in comment.



Clark - Growls Garden EP


El inglés Christopher Stephen Clark es un artista electrónico por demás experimental, cuyas producciones usualmente son comparadas con las de otros artífices como Squarepusher, Aphex Twins, Autechre o Daedelus. En el 2001 fue reclutado en las filas de la intrincada firma londinense Warp, la cual supo mantenerlo a su cuidado hasta el día de hoy. El mismo año de su alistamiento en el sello, Clark se despachó con su álbum debut, Clarence Park, y éste fue seguido por Empty The Bones Of You (2003), Body Riddle (2006) y Turning Dragon (2008).
Entre sus álbumes, fue entremetiendo, por supuesto, numerosas reseñas, como es el caso de Growls Garden, un EP reciente que sirve de preludio de su próximo larga duración. Según el propio Clark afirma, el EP fue elaborado en cuestión de días, algo así como un pequeño divertimento que le valió para matar un tiempo libre que tuvo que salvar de alguna manera... Sin embargo, y haciendo caso omiso de su inmodestia, es obvio que Growls Garden es una obra menor, sí, pero no por eso deja de antojársenos excesivamente trabajada, cuidada hasta en los más pequeños detalles. Empleando su propia voz en más de una, el EP cuenta con seis pistas que nos trasportan indubitablemente por enrevesados paisajes de IDM, ambient y techno, siempre de inequívocos matices electro; seis pistas que pueden exihibirse tan corrosivas y espesas, como dinámicas y trepidantes. Growls Garden es una reseña propia para todos aquellos excéntricos que disfrutan con la música más embrollada, con la electrónica más espinosa y difícil.
Link in comment.





Mélanie Pain - Mélanie Pain


Mélanie Pain es una cantante francesa que se dio a conocer mediante sus colaboraciones con el colectivo francés fundado a principios del presente siglo por Marc Collin y Olivier Libaux, Nouvelle Vague. Si bien supo hacer sus pinitos con la referida agrupación, actualmente, sin haberla dejado totalmente de lado, finalmente se decidió a llevar a cabo su propia empresa como solista, bajo su propio nombre.
Entre sus principales influencias se cuentan artistas y agrupaciones tales como Bonnie "Prince" Billy, Thomas Dybdahl, Nick Cave y, más en rigor, PJ Harvey, Sonic Youth, Nirvana y Smashing Pumpkins. Con su debut homónimo publicado recientemente, la misma
Mélanie señala que su música como solista dista mucho de la que acostumbraba elaborar junto a Nouvelle Vague, situándola con más precisión en algún punto entre el folk, el pop y la chanson francesa, aunque también admite haber bebido mucho de la cultura americana en lo que respecta a la música popular. Para la confección de su álbum primero, contó con unas cuantas colaboraciones incluso para lo tocante a la escritura de las letras, ya que, como ella misma afirma sin asomo de rubor, es demasiado vaga como para encarar por sí sola una empresa como solista. Su debut es un cálido compendio de canciones indie pop en inglés y francés, de entre las cuales hay tanto propias, como así también covers de grandes clásicos de New Order, Blondie, Echo and the Bunnymen, The Undertones y más; exactamente diecisiete piezas exquisitas, sutiles y ensoñadoras, pues la voz de Mélanie Pain es un dechado de dulzura, de modo que por defecto confiere toda su melosidad al álbum, ahogándolo por completo en ternura. Un trabajo, resumidamente, encatador e irresistible...
Link in comment.




martes, 17 de marzo de 2009

Mistabishi - Drop


El británico James Pullen es un dj y productor de drum and bass que solía desenvolverse bajo el alias Misty moniker, hasta que, posteriormente, en el 2007, decidió cambiarlo por Mistabishi. Como por sortilegio, su ascensión en el desgastado mundillo del drum and bass comenzó simultáneamente con la adopción del nuevo distintivo y su acogimiento en Hospital Records, y, sea como fuere, lo dicho marcó, en cierta forma, un nuevo giro para un estilo musical que lo necesitaba lo indecible.
En el 2007 el referido sello londinense editó el 12" No Matter What, el cual sólo fue el comienzo de una serie de reseñas que acaban de converger en el extravagante Drop, álbum debut de Mistabishi. Como todo el mundo afirma actualmente, el larga duración ha sido tomado, por muchos, como el trabajo consignado a redimir al drum and bass, y, por consiguiente, el propio Pullen se ha convertido, obviamente, en su salvador. Indiferentemente de cómo sea la cosa, es sensato decir que Mistabishi efectivamente se las ingenia para conferirle nuevos bríos al corroído estilo, de suerte que sólo basta darle oídos a Drop una vez para caer en cuenta. Si bien no inventa nada nuevo, el quid de la cuestión radica en su modo de hacer, en su desenfado y su soltura a la hora de crear, cosa que parece hacer con la misma desenvoltura con que un paisajista proyecta la naturaleza misma sobre su lienzo; Mistabishi puede trazar piezas saturadas de grovee lo mismo que despacharse con otras regadas de oscuridad y bizarría, que no por eso menos inquietas. Elementos propios del grime, dubstep o downtempo, valen de herramientas para que
Mistabishi construya su enrevesado y neurótico drum and bass, el cual puede sonar tanto de carácter vanguardista como de visos old school según el track, sin perder nunca su energía. En fin…, Drop se puede resumir como una propuesta enteramente optimista para el panorama del drum and bass internacional…
Link in comment.



jueves, 12 de marzo de 2009

Phoenix - Wolfgang Amadeus Phoenix


Phoenix es una agrupación parisina integrada por Thomas Mars en voz, el bajista Deck D'Arcy y Christian Mazzalai y Laurent Brancowitz, ambos a las guitarras. Surgieron a finales de los noventa, haciéndose conocer por medio de una reinterpretación de un tema de sus compatriotas de Air, aunque a nivel mundial lo hicieron luego de incluir temas en películas como Lost in Translation y Shallow Hal; aparecer como músicos de la propia reina en Marie Antoinette y, si es que no lo saben y en otro orden de cosas, después de que el propio Thomas Mars tuviera una hija nada más ni nada menos que con Sofia Coppola, lo cual, sin que venga a cuento, terminó, por añadidura, facilitándole una suerte de escalada a la banda. En el 2000 llegó su debut, United, al cual siguieron Alphabetical (2004), It's Never Been Like That (2006) y el recién estrenado Wolfgang Amadeus Phoenix.
La de los franceses es una de las agrupaciones indie más populares en estos días, así que supongo que ya muchos la conocen y que, por la misma razón, estaban esperando su cuarto álbum de estudio, una obra íntegramente inspirada durante un desplazamiento fluvial a través del Sena... Según los mismos integrantes afirman, por medio de Wolfgang Amadeus Phoenix han encontrado no sólo el sonido adecuado a éste trabajo en concreto, sino que lo hicieron para lo que les pueda quedar ya de viaje… Aunque musicalmente hablando el nuevo álbum se acerca mucho al sonido de su primer trabajo, United, más le atribuyen el mérito a Philippe Zdar, reputado productor que terminó dándole todo el toque electrónico por medio de la edición final, cosa que a la banda dejó más que satisfecha. Sólo tras la primera escucha descubrimos que se trata de un álbum totalmente radiante, tan pleno en su colorido, como efusivo en su alegría; una obra sólo capaz de transmitir buenas vibraciones y generar gratos pensamientos en nuestras mentes. Con canciones pop cálidas y benévolas, para nada pretenciosas, sino más bien todo lo contrario, Wolfgang Amadeus Phoenix es un álbum para escuchar cualquier día de la semana, a cualquier hora y en toda compañía…
Link in comment.





Fischerspooner - Entertainment


Con The best revenge y Danse en France el año pasado, los norteamericanos Warren Fischer y Casey Spooner no hicieron más que insinuarnos sus intenciones para este 2009; las dos referidas pistas habían sido publicadas y no a mucho remixadas por unos cuantos artistas, y, justo antes de que todos las olvidáramos, finalmente, se hicieron parte del tercer álbum de estudio del celebrado dúo norteamericano.
Aunque se liberará de forma oficial en mayo próximo, luego de dos años de arduo trabajo en algún punto clandestino de Brooklyn recientemente Fischerspooner acaba de correr el velo a su Entertainment, como para que todos ya nos vayamos abalanzando sobre él... Los norteamericanos habían lanzado su primer álbum titulado #1 en el año 2001, un trabajo en el que su sonido se podía precisar como electroclash, y aunque lo tal le hizo justicia en su momento…, poco a poco la cosa fue cambiando… Con Odissey en el 2005, el proyecto de estos dos hombres se descubrió como partícipe totalmente activo de la era del audio digital, de suerte que su música abrazó por completo las nuevas tecnologías y se convirtió en electro-pop, aunque sin abandonar por completo sus reminiscencias ochentosas. En lo que respecta a Entertainment, hay que decir que la dupla decidió seguir el mismo rumbo que había tomado en Odissey, si bien esta vez alcanzando, quizá, su punto álgido de madurez. Con producción de Jeff Saltzman, más la colaboración de algunos artistas asiduos al círculo del dúo tales como Sam Kearney, Ian Pai y Ben Bromley, Fischerspooner logra realzar su fuerza creativa al tiempo de mantener intacta su identidad, pues, en cierta forma y debido a su nuevo sentido de ser, ya no busca crear hits por el estilo del viejo Emerge, sino que, de ánimos más sosegados, sólo se mueve en pos de forjar correctas bandas sonoras para sus espectáculos en vivo. Y es que no todo estriba simplemente en hacer música, pues, como bien se sabe, sus creaciones musicales siempre han sido el punto de partida para sus extravagantes funciones en vivo, ya que detrás de las dos estrellas principales siempre hubo una gran maquinaria viva, algo así como una compañía de teatro totalmente vanguardista… Entertainment ya se encuentra ejerciendo de puente a una presentación artística realmente explosiva, la cual está teniendo lugar en diferentes puntos del globo, en medio de una gran gira que Fischerspooner está realizando a fin de dar a conocer tanto la “obra teatral” como su respectiva y no menos importante banda sonora…
Link in comment.




domingo, 8 de marzo de 2009

Sara Lov - Seasoned Eyes Were Beaming


Si bien nació en Hawai y a poco fue trasladada a Los Angeles, luego de la separación de sus padres, con tan sólo cuatro años, Sara Lov fue secuestrada por su padre, quien se la llevó a Israel y la retuvo junto a él por un espacio de diez años. A la postre, un tío la regresó a su país natal, Estados Unidos, donde no a mucho se unió con Dustin O'Halloran, Evan Schnabel y Theodore Liscinski para instituir Devics, agrupación de la cual formó parte un buen tiempo, hasta que finalmente decidió seguir su carrera como solista sin más alias que su propio nombre.
Fue recién este año cuando Sara Lov se dio a conocer en solitario con un EP titulado The Young Eyes, el cual fue seguido por su álbum primero, Seasoned Eyes were Beaming. La música de la norteamericana enseguida encontró repercusión en la crítica, la cual no tardó en referir de manera acertada que se trataba de un sonido “inolvidable”, o “igual a la miel”, y tanto más...; en cualquier caso, estamos ante un álbum punto más que esperado, y es entendible la presteza de la gente. Por su parte, Sara acertó en decir algo por el estilo de “simple y triste en compañía de una medida de güisqui”, frase no libre de cierta ironía, aunque no por eso menos atinada. Su música es, sí, algo apesadumbrada, pero más se explica como la sonoridad que se le podría arrancar a un ser alado sofocado en melancolía, y no como la apocada y abyecta expresión de un mortal oprimido cualquiera. Seasoned Eyes were Beaming no es una obra más de pop-folk, pues tanto más puntos gana cuanto que quien canta es Sara Lov, lo que, si no escucharon anteriormente su voz, no debe ser tomado como si tal cosa; es un extracto de poética tristeza, el recuento de los daños de un ángel alicaído.
Link in comment.





Familiar Trees - Untitled


Desde California nos llega este Ep. del dúo Familiar Trees, integrado por Ken Negrete y Fabiola Sánchez; aunque los rumores indican que se encuentran trabajando en su nuevo disco, esto es hasta ahora lo único que tenemos de ellos.
Editado en el año 2005 por Time Realease, este Ep sin nombre es una sutil combinación de texturas electrónicas y agradable instrumentación acústica de cuerdas, pianos y batería tocada con escobilla; los sonidos de la naturaleza no son dejados de lado y podemos escuchar a nuestro lado el canto de algún pájaro alegremente distorsionado. El clima de felicidad y armonía que se vive durante la escucha del disco, perdura por largo tiempo mientras la voz de Fabiola florece quién sabe en qué lugar de nuestra mente. Esto es el paraíso y la música de Familiar Trees lo ha creado.

http://rapidshare.com/files/205709561/Familiar_Trees_-_Familiar_Trees.rar

Cranes - Future Songs


Cranes es una agrupación originalmente de cinco integrantes de los cuales hoy en día sólo quedan dos; por diferentes motivos, en general personales, el resto de los integrantes de la banda se fue alejando y hoy sólo quedan Alison Shaw, quien fuera su vocalista principal, y Jim Shaw, su hermano y alma máter del grupo. Cranes tomó trascendencia a partir de una gira realizada por EEUU en 1992, nada menos que junto a The Cure, a partir de ese año y editada por la prestigiosa casa Dedicated Records su existencia dio un giro de 360 grados que los llevó a editar una innumerable cantidad de discos hasta 1997, ahí la maquinaria se detiene y recién en el año 2001 y ya para Instinct Records, Alison y Jim en solitario lanzan su bellísimo "Future Songs".
Un disco emotivo, introspectivo, con pianos que crecen y nos envuelven con sutileza, decorados por la preciosa voz de Alison; ya sin el toque barroco de la anterior formación, Alison y Jim nos muestran otro futuro, un futuro en el que como ellos mismos mencionan, intentan expresarse de manera más accesible, y así lo han hecho desde el año 2001 hasta ahora.

http://rapidshare.com/files/205670124/Cranes_-_2001_-_Future_Songs.rar

sábado, 7 de marzo de 2009

Tenniscoats - Totemo Aimasho


Tenniscoats es un dúo integrado por dos japoneses, Saya y Ueno Takashi, quienes frecuentemente cuentan con músicos invitados no sólo en sus directos sino también en sus álbums de estudio. Editan para el prestigioso sello Room 40, lo cual ya es significado de calidad. Tenniscoats es música de habitación, de gran instrumentación y por momentos de sonido muy orgánico a diferencia de lo que generalmente edita el sello.
Totemo Aimasho es en líneas generales algunas tradicionales canciones japonesas con instrumentación infantil y otra que no lo es, una sensible voz y algunos sintetizadores distorsionados, una mezcla entre las heladas tundras de Fennesz y la calidez de los sonidos de la naturaleza. Simplemente delicioso.

http://rapidshare.com/files/205611578/Totemo_Aimasho.rar

Frakkur - Songs For The Little Boy


Frakkur es el proyecto en solitario de Jòn Þòr Birgisson, alias Jonsi, voz principal y guitarrista de Sigur Ròs.
Songs for the little boy es un disco de corte netamente experimental, donde predominan los sonidos infantiles fusionados con sonidos espaciales y por momentos tétricos.
Jonsi recorre oníricamente su infancia y recuerda sus sueños más bellos y sus sueños más perturbantes, sin ninguna duda es un viaje introspectivo mientras prepara el nuevo disco de Sigur Ròs.

http://rapidshare.com/files/205520600/Frakkur.rar

The Long Lost - The Long Lost


The Long Lost, esta compuesto por Alfred Weisberg-Roberts (alias Daedelus) y su esposa Laura Darlington. A diferencia de la propuesta de Daedelus, el matrimonio en conjunción prefiere los sonidos tristes y delicados, los sonidos electroacústicos predominan y la voz de Laura es insuperable, ella también ha puesto su voz en canciones de Flying Lotus, desnudando una calidez asombrosa con letras que nos hablan de amor, pero no de los típicos clichés, sino de extrañas e incontrolables emociones. Disfruten.

http://rapidshare.com/files/205500991/long_lost__the_-_the_long_lost_-_2009__folk_____.rar

Camera Obscura - My maudlin career


Camera Obscura es una agrupación cuyos inicios tuvieron lugar en Glasgow, Escocia, corriendo el año 1996, cuando Tracyanne Campbell (voz y guitarra), Gavin Dunbar (bajo y guitarra) y John Henderson (voz) resolvieron articularse. Sus primeros años fueron un tanto inconsistentes, pues sólo liberaron algunos 7" y algún que otro single, sin encontrar demasiada simpatía en nadie. Finalmente en el 2000 se pusieron a trabajar en su debut, Biggest Blue Hi-Fi, el cual fue publicado un año más tarde, seguramente porque el mismísimo Stuart Murdoch (Belle and Sebastian) había decidido apadrinar la banda produciendo su primer trabajo.
Biggest Blue Hi-Fi fue algo así como el salto a la fama de los escoses, pues hasta el dj, presentador de radio y periodista John Peel, se encargó de propagar a los cuatro vientos la buena nueva que simbolizó la llegada del primer larga duración de Camera Obscura, a punto tal que no a mucho la noticia terminó de enterarlos a todos. A poco tardar, con el público ya enteramente ganado para sí, la agrupación se despachó con su segundo álbum, Underachievers Please Try Harder (2003), al cual siguieron Let's Get Out Of This Country (2006) y el reciente My Maudlin Career.
Durante el tiempo trascurrido desde sus albores a esta parte, y luego de que Henderson desertara no sé bien en qué época ni bajo qué motivos, Camera Obscura ha ido creciendo gradualmente hasta trasformarse en un sexteto: Tracyanne Campbell (voz y guitarra), Gavin Dunbar (bajo y guitarra), Kenny McKeeve (guitarra y coros), Carey Lander (piano, órgano y coros), Lee Thomson (batería) y Nigel Baillie (trompeta). Puesto que su propuesta es del todo acústica, el incremento de sus componentes fue dando mayor firmeza a su sonido, infundiéndole más calidez y emoción. En My Maudlin Career, la banda saca todo el provecho posible de sí misma, consiguiendo un álbum que, si bien no difiere en gran medida de sus antecesores, exhibe el mejor repertorio de canciones hasta la fecha; once piezas que nos trasportan unas cuantas décadas en la historia, pues, al igual que los trabajos anteriores, el último es un cándido pero efectivo acercamiento al rock de los cincuenta y a los primeros vestigios del pop, en perfecto equilibrio con elementos del folk y del country. Hablando de música de mediados del siglo pasado y un poco más hacia nuestros días, tal vez estemos ante la aproximación más certera; una proposición que no es sólo remembranza, sino que también tiene su propia traza, y todo radica en su delicadeza, dulzura, sencillez y, si es que jamás escucharon Camera Obscura, la tierna voz de Tracyanne.

http://rapidshare.com/files/206096547/C_O-M_m_c__2009_.rar

viernes, 6 de marzo de 2009

Christian Prommer’s Drumlesson Plays the Dining Rooms - The Jazz Thing


Christian Prommer’s Drumlesson es una de las tantas empresas concebidas por el productor, compositor y dj alemán Christian Prommer, un hombre que hace ya tiempo viene destinando todo su talento a proyectos tales como el dúo Fauna Flash y los tríos Voom Voom y Trüby Trio, habida cuenta de que además lo explota produciendo como solista con su mismo nombre. En lo relativo a su sonido, puedo hablar de Christian refiriendo que es un productor de drum and bass o de house altamente bailable, pero, más bien..., no es ni lo tal ni lo cual; puedo señalar que es un músico totalmente indeciso o un auténtico jazzmen, y asimismo, una vez más, tampoco le cuadra ni lo uno ni lo otro; Christian Prommer es, ante todo, un ecléctico. Ha elaborado música de todos los colores posibles, cosa que, bien que mal, siempre le terminó reportado no menos que satisfacciones; pero fue en el 2007 que decidió, por puro aburrimiento, iniciar la cuestión del Christian Prommer’s Drumlesson: su propio conjunto de jazz.
Primeramente, la banda guiada por Prommer grabó una reinterpretación del tema Strings of life, de Rhythim is Rhythim, y, cosa curiosa, la nueva versión supo despertar interés en Alex Barck, uno de los directores de Sonar Kollektiv, además miembro de Jazzanova. El tema referido se editó y seguidamente la banda alemana siguió reinterpretando grandes temas de música electrónica en clave jazz, algo muy por el estilo de lo que desde tiempo atrás venían haciendo los también alemanes de [Re:Jazz]. De esta manera, Christian Prommer’s Drumlesson lanzó en el 2008 su álbum debut, Drum lesson vol. 1, un trabajo en el que se aventuró a interpretar rotundos clásicos de artistas como Fingers Inc., Kraftwerk, Daft Punk o Nuyorican Soul.
Sin haberse hecho esperar demasiado, el proyecto ha vuelto una vez más con el mismo plan entre manos, pero esta vez, ha fijado toda su atención en el dúo italiano formado por Cesare Malfatti y Stefano Ghittoni, ni más ni menos que The Dining Rooms. Luego de un 2008 que a Christian Prommer se le escapó vertiginosamente produciendo artistas para Gigolo Records y una banda para Compost Records; trabajando en material propio para Sonar Kollektiv y elaborando remixes para sellos como Compost, NRK, Verve, Raw Fusion, Buzzin Fly, Fourtwenty Records; viajando con su banda, en medio de una gran gira que en su itinerario tuvo recorrer parte de Europa además de Japón, también, como si faltara más, finalmente le sobró algo de tiempo para unirse al maestro afrobeat Tony Allen, en miras de trabajar en el nuevo y reciente material de su banda. Prommer seleccionó algunas de las mejores piezas del proyecto italiano y, con la asistencia de Allen, puso a su banda a trabajar en lo que dio en llamar, The Jazz Thing: un compendio de reinterpretaciones enteramente jazzísticas de los mejores temas de la carrera de The Dining Rooms.
Link in comment.



lunes, 2 de marzo de 2009

Salvador Reynoso - Simple but effective set


Otro amigo de la casa que decidió finalmente reaparecer, seguramente movido por su obsequiosidad para con esta Suite. Sí, Salvador Reynoso, alias Dj Sucher, no sólo invierte su capacidad en Intima, sino que, de cuando en cuando, también se da maña armando diestramente alguna que otra descomedida sesión de house music, que tanto más valiosa se vuelve si su fin es el de complacer a los que rondamos esta morada. Y enhorabuena la llegada del djset, ya que se sirve por sí solo en abrir oficialmente las desmedidas festividades tocantes a nuestro primer año de vida; festividades que no sé bien en qué consisten ni si corresponden, pero que igual se van a llevar a cabo aunque sólo sea en virtud de que Salvador regresó con un set como a propósito de lo que se da.
Esta vez, el dj amigo decidió allegarse ostentando su vena más pistera, por medio de una sesión que, si bien no sobrepasa los cuarenta minutos, logra consumirnos con su inusitada energía, como si él mismo se abalanzara precipitadamente sobre nosotros con sus animosos e indomables sonidos con ánimos de apoderarse de nuestras voluntades. El comienzo ya es de por sí intenso, y si de picos hablamos, nomás empezar ya todos se registran no menos que en lo más alto; sin embargo, probablemente por una cuestión de compasión, pasados los veinte minutos Salvador ablanda un poco la mano proporcionándonos un generoso lapso de tiempo como para tomar el aire; y apunto tomar el aire, que no es lo mismo que bostezar. Igualmente, y diga lo que diga, lo mío no deja de ser superfluo, pues él ya definió toda la cuestión de manera contundente: simple pero eficaz. En suma, digamos que el set procede del lado más alegre y divertido de Salvador, y, por otra parte, para nosotros constituye un grato presente de su parte, tanto más cuanto que llegó justo en tiempo de celebraciones.

http://rapidshare.com/files/202150097/set.mp3